Durante el embarazo hay malestares que son inevitables por el peso que empieza a tener el bebé; por ejemplo, dolor de espalda y pelvis. Como en cualquier asunto de salud, NUNCA es bueno automedicarse o utilizar objetos que disminuyan el dolor. En el caso de las mujeres embarazadas, muchas veces ...